LA RUTA DEL BILLAR EN PEREIRA

  • Cuándo: Fecha: 13 de abril de 2020

Por María Laura Idárraga

Visitamos algunos de los billares más representativos de la ciudad para descubrir qué hay allí por contar. Esos lugares donde todo se concentra en esas bolas de colores y números que rebotan y se golpean entre sí como si de un cuadrilátero se tratara.

Los billares son lugares que en el día a día tienden a volverse paisaje. Quienes practican este deporte y encuentran en el juego una  oportunidad para matar la rutina, saben que Pereira tiene diferentes billares para todos los gustos: algunos antiguos y conservados; otros remodelados y tecnificados.

BILLAR QUIRAMÁ​

Dirección: ubicado en la carrera novena entre calles 24 y 25.

Los billares son esos lugares donde se concentra la testosterona. Todo allí está envuelto por un aire rudo, masculino, tosco. Huele a cerveza y colonia. Allí confluye gente de todos los estratos, en su mayoría hombres.

Las pocas mujeres que habitan este territorio se escabullen por entre las mesas; la mayoría son meseras y toman el pedido rápidamente. Me detengo a mirar cómo, al paso de una de ellas, algunos de los presentes se quedan viendo, descaradamente cómo contonea sus caderas. Otra mujer, una vendedora de lotería, parecía ser omnipresente: la encontré en el primero y segundo billar que visité.

BILLAR CONTINENTAL

Dirección:ubicado en la carrera novena entre 19 y 20, esquina.

En las paredes no pueden faltar los afiches de mujeres desnudas, almanaques viejos, pinturas desgastadas y algunos recuerdos curiosos. También hay relojes hechos conbolas de billar, fotografías antiguas de Pereira, una bicicleta vieja, un gordo de Fernando Botero y un óleo de la entrepierna de una mujer que intenta subirse a una mesa para intentar tacar.

Algunos de los billares a los que entré son los más antiguos de la ciudad. Muchos se han tecnificado para la satisfacción de sus clientes más profesionales, otros se conservan tal cual fueron abiertos para alegría de los más nostálgicos.

BILLAR CHEVILLOTE

Dirección: ubicado en la carrera séptima entre 21 y 22.

La cámara no pasa desapercibida. Muchos jugadores miran con recelo, no quieren tener problemas con sus esposas. Los espectadores sonríen, brindan y hablan duro para que los escuche. Las carambolas no se hacen esperar. Unos están realmente concentrados en el juego, saben que los estoy observando y no se intimidan. Otros paran y refunfuñan, esperan a que pase.

Muchas personas no están allí necesariamente jugando. Se sientan con sus amigos a compartir unas copas mientras observan el juego de los demás. La música varía y en algunos lugares es más fuerte que en otros. Me sorprende la concentración de algunos jugadores ante tanto ruido y movimiento. Están solo ahí, parados, observando la próxima bola que van a meter, sosteniendo con sutileza su taco y revisando que los puntajes sean claros.

BILLAR LA ACADEMIA

Dirección: ubicado en la carrera séptima entre 21 y 22.

En los billares el tiempo se detiene. Todo se concentra en esas bolas de colores y números que rebotan y se golpean entre sí como si de un cuadrilátero se tratara.

La Divisa: paisaje creativo es un proyecto apoyado por el Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura.  

Proyecto ganador en el 2019 de la Segunda Fase de la Convocatoria Estímulos en la categoría “Becas para la creación y circulación de contenidos periodísticos sobre la economía naranja”.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *