No announcement available or all announcement expired.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Marihuana y menstruación

Ana Milena Duque //La Indecente
@la copita menstrual

Sí nunca has probado terapia de cannabis para aliviar los síntomas de la menstruación y te gustaría intentarlo, acá te dejamos algunas formas para entrar en materia.

El estigma que rodea tanto al cannabis como a la menstruación ha provocado que muchas mujeres dejen de estar en contacto con sus ciclos hormonales, desconozcan lo que sucede en sus cuerpos y se nieguen a explorar más allá para apoyar su salud y bienestar.

De hecho, la falta de educación entorno a ambos temas no solo se extiende a las pacientes sino a los médicos, porque a pesar de existir múltiples beneficios e investigaciones, la comunidad médica rechaza las propiedades de la marihuana. Y peor aún: tampoco educan a las personas menstruantes sobre sus ciclos hormonales.  

Y aunque se ha normalizado su uso en algunos países del mundo, realmente quien consume cannabis está recibiendo dosis de una sustancia que su cuerpo produce y que hace parte de una variedad de procesos fisiológicos.

Los primeros estudios realizados en los años 60 lograron aislar y bautizar al CBD y al THC como compuestos principales de la planta. Pero veinte años más adelante, encontraron receptores cannabinoides en el cerebro humano, los cuales evidenciaron que contamos con un generador de cannabis llamado sistema endocannabinoide, involucrado en diversos procesos fisiológicos.

El sueño, el apetito, la digestión, el estado de ánimo, el control motor, la función inmune, la reproducción, la fertilidad, el placer, la memoria, la regulación de la temperatura y la modulación del dolor. Es por eso que a la planta se le asigna un efecto multitasking, ya que regula muchas funciones con el fin de mantener el equilibrio vital del organismo.

Por eso pensar que el único principio funcional de la marihuana es el CBD es negar otra realidad, porque, aunque el THC es un compuesto psicoactivo, ambos componentes actúan mejor en conjunto y suman más propiedades en su totalidad.

 Los últimos estudios señalan que la planta tiene más de 100 cannabinoides que actúan colectivamente para crear un equilibrio vital, y es gracias al efecto séquito, que se da esa interacción para aprovechar mejor sus beneficios.

Quien consume cannabis está recibiendo dosis de una sustancia que su cuerpo produce. Los primeros estudios realizados en los años 60 lograron aislar y bautizar al CBD y al THC como compuestos principales de la planta. Ambos actúan mejor en conjunto y suman más propiedades en su totalidad.

Entre los avances descubrimos además que el cannabis es un gran modulador de situaciones anímicas, pero es importante recibir asistencia de un equipo interdisciplinario para hacer el debido monitoreo. Es fundamental además una consulta médica con un especialista en cannabis terapéutico, antes de comenzar cualquier tratamiento con la planta.

Y sí vamos a hablar de audacias, las más arriesgadas fueron las abuelas entre 70 y 90 años de edad, qué lograron tratar la artritis con cannabis medicinal y pudieron mejorar su salud con infusiones, cataplasmas y ungüentos. Fue gracias a esos diversos usos del cannabis que se empezó a perfilar como un compuesto poderoso para el bienestar.

La sativa estimula la autogestión, el empoderamiento, la reflexión y la conciencia, además es una medicina amorosa que nos enseña la importancia de conocer la fisiología humana, mental y espiritual.  De hecho, es una maestra, porque actúa para reconocer en nosotras la profunda conciencia de la información que trae nuestro útero, contribuyendo al autoconocimiento, la autogestión y la transformación como parte de la sanación que revela la ciclicidad femenina.

Y aunque la planta sigue siendo prohibida en algunos lugares del mundo, existen factores que se unieron a la cruzada de la clandestinidad para restarle validación. Uno de ellos fue la prohibición porque vieron que era una dura competencia frente a sustancias recreativas como la cocaína y el opio, que ya estaban muy instauradas en los Estados Unidos. Sumado a los mitos que se propagaron a través de los medios de comunicación y a la normativa adaptada a nuestra cultura por distintos gobiernos a lo largo del siglo XX, logrando que la mala fama perdurara con el tiempo.

Pero para explicarte mejor, la anandamida es un endocannabinoide que interactúa con los receptores CB1 y CB2 del sistema nervioso periférico. Esta molécula que se produce de forma natural en el cuerpo, suele mejorar el humor cuando se fija a los neurotransmisores y tiene similitudes estructurales al THC, un cannabinoide con beneficios terapéuticos.

La anandamida es un endocannabinoide que interactúa con los receptores CB1 y CB2 del sistema nervioso periférico y se produce de forma natural en el cuerpo. Influye en la regulación del apetito, del dolor y el placer.

La anandamida influye en la regulación del apetito, del dolor, el placer y la recompensa, además de cumplir un papel fundamental en la implantación del gameto fecundado, en el revestimiento del útero y en la misma ovulación – sus niveles más altos son necesarios para que sea exitosa y los más bajos son los recomendados en la implantación, para que fluctúen y permitan el correcto desarrollo fetal de las primeras semanas.

Sí nunca has probado terapia de cannabis para aliviar los síntomas de la menstruación y te gustaría intentarlo, acá te dejamos algunas formas para entrar en materia.

Puedes hacerlo con gotas vía oral, ya que es ideal para aliviar dolores y molestias, acelera la regeneración de las células patógenas, alivia dolores severos en casos de cáncer y mejora la calidad de vida de las mujeres al disminuir los síntomas de la menopausia. Además de bajar la ansiedad y el estrés crónico.

Para uso externo, puedes acceder a lubricantes y cremas, los cuales mejoran la lozanía de la piel y abren nuevas puertas a la sexualidad, porque mitiga lastimaduras producidas por los vellos enterrados. Asimismo, en forma de óvulos es utilizada para los cólicos menstruales, y en pomada sirve para aplacar contracturas musculares y dolores articulares, además es una forma fácil para desintoxicar el organismo de químicos para el dolor.

Y aunque la invisibilización de la menstruación y la marihuana siguen siendo una realidad, el acceso a la información es cada vez mayor y ciertamente también es una herramienta esencial para la educación en temas tabús.

Adquiere el libro “La menstruación es un superpoder”, descubre más contenido y productos relacionados con la comunidad Ágata en los siguientes links:

www.lacopitamenstrual.com

@la copita menstrual (Facebook)

@menstrualcup (Instagram)

Visitas de hoy:

1

Visitas de ayer:

1

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes preguntas?

¿Tienes alguna pregunta? ¿Alguna idea para mejorar? ¿Te interesa hacer parte de CIUDAD CULTURAL?
¡Comunícate con nosotros, y hagámoslo real!

CIUDAD CULTURAL

Avenida Circunvalar Nº 15-04.
Enseguida de la iglesia San José,
frente al Hotel Movich.
Teléfono: 3193533147

¡Contáctanos!