No announcement available or all announcement expired.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

El ramen: un sabor ancestral de fácil preparación en casa.

Por Daniel Monsalve Bobadilla

El ramen es un plato con mucho sabor, que se puede preparar en casa y que además trae consigo una carga histórica y cultural bien interesante, en Colombia poco a poco ha tomado popularidad y es posible encontrar este plato en varias ciudades del país. En el mes de enero un pereirano, el diseñador Juan Guillermo Pérez, trajo a la ciudad este plato con un objetivo bien específico: brindar al comensal una experiencia de sabor única.

Breve historia del ramen

Aunque la consolidación de este plato se dio en Japón, se presume que sus orígenes en realidad están en China. Las variaciones de caldos y fideos comenzaron a darse en el país nipón desde el siglo XVII con la sopa de fideos que creó el clan Tokigawa. Sin embargo, la verdadera forma del ramen comenzó a darse a finales del siglo XIX, en aquella época muchos inmigrantes chinos solían frecuentar las ciudades costeras japonesas y solían comer un muy particular caldo de pollo con fideos al que se le denominaba Nakin Soba, en aquella época la ciudad de Nakin era la capital de China.

En 1919 Ozaki Kenichi, propietario de la tienda Rai Rai Ken, de la ciudad de Yokohama, fue el creador del ramen. Kenichi tomó ese caldo tradicional de fideos y le incorporó una base de soya, además de agregar un trozo de cerdo asado y de naruto.

El naruto es pasta de pescado al vapor rellena con hierbas, vegetales y otro tipo de ingredientes, luego se enrolla, se prensa y finalmente frio se corta en rebanadas. Normalmente su símbolo es un espiral que representa el torbellino que se forma en esa  región, entre las islas de Awaji y Shikoku. Al estar tan cercana la una de la otra, el mar que se acumula entre ellas se mueve de manera violenta.

Existen otras versiones sobre la creación y el origen del ramen, sin embargo, se cree que esta es la más exacta, pues fue contada en el libro La historia jamás contada del Ramen, de George Solt, un historiador con una gran afición y un gran sentido de la curiosidad por esta tradición gastronómica.

EL ramen en Pereira

En enero de este año, en la calle 15 con Cra. 12b, en pleno sector de la casa San José, abre sus puertas Majikku Bouru, un restaurante local que trae a sus clientes el sabor de este plato, muy conocido mundialmente pero que quizá en la región aún no tiene tanta popularidad.

Su creador es el diseñador Juan Guillermo Pérez, que mezclando sus habilidades de diseño y el gusto que le dio probar este plato en otras ciudades como Nueva York y Buenos Aires, decidió emprender este negocio que, aunque lleva pocos meses, ya le ha dejado buenas sensaciones.

«En español Majikku Bouru significa tazón mágico, uno siempre busca buenos platos y pues comer es muy sabroso. Tuve la oportunidad de probar este plato en un sitio en Buenos Aires el cual me gustó mucho y a partir de esa experiencia quise aprender a hacerlo. Tiempo después el restaurante abrió un curso de cómo preparar ramen en casa, yo asistí y aprendí a elaborarlo, cuando regresé a Colombia empecé a prepararlo para mí y mis amigos hasta que vi la posibilidad de concretar un espacio en Pereira donde se pudiera disfrutar«,  comentó Juan Guillermo.

Los platos además de la preparación tienen un plus bien particular y es su presentación y su diseño, del mismo modo la decoración del lugar y su concepto hacen parte también de las habilidades de diseño de Juan.

«Hemos utilizado un estilo o metodología que surge en los años 80 y que se llama Food Design, básicamente un movimiento en el que arquitectos y diseñadores, entre otras profesiones, deciden incursionar en el mundo de la cocina y crear un nuevo concepto con ella».

Existen muchos tipos de ramen, estos obedecen a tradiciones, formas de preparación y la locación geográfica que tengan ya sean del norte, del centro o del sur de Japón.

«Uno de los más reconocidos es el Tonkotsu (caldo de hueso). Se hace con varias partes del cerdo, tiene múltiples cocciones que van de 7 o 12 horas hasta 24, es el más elaborado. Es muy tradicional y sabroso. Está el Miso que es un fermentado de soya, el Shoju que significa caldo de soya. Hay diferentes platos y todos se pueden combinar, entonces lo ideal es tener la posibilidad de ofrecer lo más tradicional».

Actualmente el restaurante ofrece esos tres (Tonkotsu, Shoju y Miso) más uno vegetariano y otro especial que permite a las personas armar su propio ramen.

Aunque Juan Guillermo no es un chef de profesión, se ha preocupado por ser juicioso y aprender desde lo autodidacta lo más importante sobre esta tradición gastronómica. Su mayor satisfacción en estos meses es que algunos clientes japoneses que por diversas circunstancias llegan a Pereira han probado su ramen y le han dado su aprobación. En Japón es común que los comensales califiquen al plato y al chef que lo prepara: “Cuando me tocó ser calificado por un japonés saqué 8 en una escala de 1 a 10”.

Una vez superada la pandemia que nos tiene aislados en nuestras casas, uno de los planes que debemos considerar es conocer este restaurante y probar sus deliciosas variedades de ramen.

Uno de los placeres de tener un restaurante pequeño es poder ver a los clientes y sus expresiones cuando disfrutan del plato, sobre todo en una región donde el ramen no es algo tan común, para aquellos que nunca lo han probado, el primer bocado puede ser una experiencia explosiva y renovadora, también cabe agregar que los ingredientes y vegetales típicos del clima tropical colombiano también representan un aporte en la construcción del plato.

«El ramen se ha occidentalizado mucho entonces es común ver otro tipo de ingredientes distintos a los tradicionales. Yo he descubierto por ejemplo que el aguacate es un complemento muy delicioso para el ramen, su sabor cuando se mezcla con el de la base de soya es muy rico«.

A pesar de esta diversidad de preparaciones, el restaurante Majikku Bouru se apega a la tradición y trae, en la medida de lo posible, los ingredientes directamente desde Japón. No es una tarea sencilla, pero hemos logrado encontrar un distribuidor confiable. Es una misión titánica la de conservar una receta de miles de kilómetros de distancia y al mismo tiempo agregar nuevos sabores y, sobre todo, presentar el plato de una manera que sea atractiva, concluye Juan Guillermo.

Cómo prepararlo

El recomendado de Juan Guillermo para hacer en casa es el Shoju (caldo de soya).

Se prepara un caldo de vegetales al gusto, como la persona considere, un caldo sin sal y sin nada más. Luego se le agrega una buena pasta y soya al gusto. Se puede complementar con cebollín o cebolla larga y la proteína que la persona desee, sea pollo o cerdo. En algunas ocasiones si la persona desea también le puede agregar champiñones”. Otros tipos de ramen, también se pueden preparar en casa, solo es necesario seguir bien las instrucciones y permitirse ser creativo.

 

Miso

Al igual que el Shoju es fácil de preparar y no requiere sal. En su preparación se puede complementar bien con el maíz que es uno de los ingredientes de occidente que mejor se ha adaptado al ramen. La parte más difícil es conseguir una pasta que se adapte, en ese caso hay que improvisar y comprar el fideo de marca más confiable.

Vegano

El ramen no es un plato que discrimine, también para aquellos que no consumen carnes existen opciones cargadas de sabor y bien sanas para el organismo, solo es necesario ser cuidadoso con los ingredientes que se escojan y buscar un equilibrio de sabores.

Coreano

A pesar de ser japonés, el ramen se ha consolidado como un plato muy importante para otros países asiáticos, en Corea por ejemplo el ramen presenta ciertas variaciones de sabor y una tendencia a ser más picante en sus preparaciones. Una opción para aquellos que disfrutan de platos más condimentados.

Criollo

El ramen en Latinoamérica ha tomado gran impacto y por tal razón cada país va agregando su propio sello. En Colombia ha comenzado a tomar ingredientes tales como el ajo, el perejil e incluso el bicarbonato para colorar los fideos, así que no es obligación ni limitante tener ingredientes traídos desde el otro lado del mundo para disfrutar de una buena experiencia.

Por último, para aquellos con algo más de experiencia en la cocina y que deseen saber más, pueden consultar un recomendado: el libro Iván Ramen escrito por Iván Orkin, un experto con gran pasión por el ramen y que brinda un recorrido por los diversos tipos que se pueden encontrar en Tokio.

Donde encontrar a Majikku Bouru

Dirección: Cra 12 bis #15-41 Cuadra peatonal del encuentro antes del puente del Victoria
Horarios: Miércoles a Sábado 5:00 p.m a 10:00 p.m
Precio: Plato completo 20.000
Plato arma tu propio ramen 12.000 precio base más los toppings e ingredientes que desee agregar.

Visitas de hoy:

3

Visitas de ayer:

0

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes preguntas?

¿Tienes alguna pregunta? ¿Alguna idea para mejorar? ¿Te interesa hacer parte de CIUDAD CULTURAL?
¡Comunícate con nosotros, y hagámoslo real!

CIUDAD CULTURAL

Avenida Circunvalar Nº 15-04.
Enseguida de la iglesia San José,
frente al Hotel Movich.
Teléfono: 3193533147

¡Contáctanos!