Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Las otras formas del Drum and bass

Por Maritza Palma Lozano | Fotografías Julián Buitrago

En Pereira se puede disfrutar de este género musical y sus ritmos derivados gracias a propuestas como las del colectivo Bass Sequence, conformado por 3 jóvenes Djs que le apuestan a una movida musical que explore otros caminos de la música electrónica, lejos de la típica concepción de rumba con drogas y alcohol.

EL ENCUENTRO

En el año 2018 tres Djs de la escena electrónica en Pereira que compartían gustos comunes por el drum and bass coincidieron en el camino. De procedencias distintas pero con intereses similares dieron lugar al colectivo Bass Sequence.

Son Daniel Vásquez de Pereira, “Vektor”, Daniel Orozco de Bogotá, “Monshawan” y Alexander López de Manizales, “Soulshine”.

Los tres aportaron un poco de sus habilidades para empezar a componer sets que exploran las formas del género que van desde el dubstep hasta el liquid pasando por el deep bass y el neurofunk. Buscan, según Daniel Orozco: “expandir el concepto de que electrónica no es sinónimo de drogas, alcohol y  destrucción, porque se pueden trabajar muchas cosas demasiado chéveres y útiles con un género que no es muy conocido”.

Daniel Vásquez DJ Vektor
Daniel Orozco DJ Monshawan
UN SET A 6 MANOS

Daniel Vásquez comenzó su proceso musical con la batería, pasando por ritmos como el rock, el punk y el thrash metal por más de 5 años. Después quiso buscar otras alternativas e intentó armar un grupo que no resultó.

―Me sentía más o menos frustrado porque quería tocar ―afirma.

Y ahí fue que conoció a Daniel Kuez, otro DJ pereirano y uno de los precursores del drum and bass en la ciudad, y que desde el 2010 se ha apasionado por las percusiones tribales, líneas de bajo profundas y matices envolventes de jazz y el jungle. Con él, Daniel Vásquez conoció el mundo del drum and bass y aprendió a mezclar hasta que un día en Armada 62, Kuez le dijo:

―Abra usted.

Vásquez recuerda: “toqué muy asustado pero me sentí cómodo”. Así que como quien sí quiere la cosa se dejó llevar y siguió mezclando.

Daniel Orozco, por su parte, empezó su gusto por la música electrónica en el 2009, estando en Bogotá, allí se formó con el DJ Skylab y empezó a tocar en colectivos como Autonotek. Sin embargo en el 2018 tuvo que mudarse a Pereira.

Estando en esta ciudad siguió los rastros del drum and bass, y como las frecuencias que unen mundos coincidió con Daniel Kuez, con quien también empezó a tocar.

Así fue como Kuez se convirtió en el puente entre Vásquez y Orozco, a quienes solo les faltaba una pieza para engranar esa iniciativa que buscaría diversificar la escena de la música electrónica “para mostrar algo más allá del techno y el house”, como afirma Alexander López.

Alexander inició hace más de 12 años en la escena electrónica. Entre mucha fiesta y mucha música aprendió a tocar techno, electro y minimal para llegar luego al psytrance y al drum and bass.

En este punto ya no había vuelta atrás. Tres vibraciones en clave de bajos y baterías moldearon la creación de su colectivo, inspirados en otros que ya tenían fuerza en el resto del país como Re.Set e InBassion de Bogotá, Drum and Bass Medellín y Drum and Bass Manizales. El 20 de octubre de 2018 hicieron su lanzamiento oficial en Uno Hotel.

En adelante han venido programando otras presentaciones con DJs invitados como Peace Makah y Bassasin, ambos de Bogotá; y fortaleciendo lo que Alexander llama un sello o una marca, que es en lo que se ha convertido el Colectivo, ya que no solo les permite explorar en equipo sus producciones musicales sino potenciar otras habilidades como la producción de eventos y la creación de visuales que acompañan sus presentaciones.

El ánimo está por el cielo -aunque siempre, claro, al alcance de los oídos- y las sesiones de música seguirán dándose en Uno Hotel y otros espacios de la ciudad porque como reitera entusiasmado Daniel Orozco: “lo mejor que hemos vivido es sentir cómo la gente ha acogido el género. En el último evento la gente aparte de querer ir a una fiesta quiso ir a apoyar una causa que fue la de recolectar comida para los animales. Entonces ver toda esa gente bailando y feliz mientras se recogían donaciones fue algo muy bueno”.

Visitas de hoy:

4

Visitas de ayer:

3

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes preguntas?

¿Tienes alguna pregunta? ¿Alguna idea para mejorar? ¿Te interesa hacer parte de CIUDAD CULTURAL?
¡Comunícate con nosotros, y hagámoslo real!

CIUDAD CULTURAL

Avenida Circunvalar Nº 15-04.
Enseguida de la iglesia San José,
frente al Hotel Movich.
Teléfono: 3193533147

¡Contáctanos!