Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Años de esterilla

Por ERIKA GALLEGO BECERRA

Ruta: Tierra de Umbras y Serranía del Nudo

Hay algo más en esos paisajes de montañas y cafetales que tanto atraen a los turistas: las casas de arquitectura republicana o antigua. ¿Qué ocultan esas paredes de madera, esterilla o boñiga de caballo que han sobrevivido al paso del reloj y a la modernidad? 

Atravesando sus fachadas y hurgando, estas casas cobran vida y nos encapsulan en un viaje sin tiempo, con el crujir de las tablas al caminar, el sismo de las paredes o los gemidos de las ventanas y puertas. Todo suena allí. 

Algunas poseen jardines de encanto, otras paredes que se desgranan o corredores tan extensos como el túnel San Gotardo. Cada una cuenta historias deferentes: desde sus propios cimientos y paredes o a través de quienes las han habitado por muchos años.

Mistrató: familia de la Roche

Fue construida por el abuelo de Teresa, ella ha vivido allí por tres generaciones. La casa lleva 115 años en pie y tiene 10 habitaciones, 2 pisos y un jardín de aproximadamente 6 metros. Fue reconocida por la administración municipal como patrimonio, incluso sale en el vídeo del himno de Mistrató. 

Marsella: antiguo colegio de las Bethlemitas

En 1974 se inauguró como Casa de la Cultura. Actualmente ofrece formación cultural en diferentes ámbitos para los marselleses y cuenta con los museos Precolombino Quimbaya y del Putumayo. A diferencia de las otras casas aquí expuestas, la Casa de la Cultura es la única que recibe directamente presupuesto de la Gobernación de Risaralda.

Santa Rosa de Cabal, Vereda El Español, La Miranda: familia Hincapié

Fue construida en 1932 pero ha sufrido algunas remodelaciones. Su historia se remite a las llamadas muladas y fondas. Si bien resalta su arquitectura de antigua casona, lo envidiable del lugar es la hermosa vista de 360 grados de puro verde y azul. 

Caimalito: familia Posada

Su propietario, don Reynel Posada, afirma que fue una de las primeras casas del lugar, construida hace 80 años. Su primer dueño falleció en 1977 y a partir de ese momento sus propiedades fueron vendidas hasta llegar a las manos del señor Posada. La casa tiene dos pisos, un perímetro de 1226 mt2 y está dividida en tres casas repartidas para los diferentes miembros de la familia.

Marsella: familia Gutiérrez

Tiene más de 100 años y «por eso es que se mueve tanto», expresa Luz Piedad Gutiérrez, tercera generación que habita en la casa. Fue construida con boñiga de caballo, bahareque y guadua, y se suma a la lista de casas que han sido abandonadas por la Alcaldía. «Aquí vienen a tomar fotos. pero nunca ayudan», afirma.

Visitas de hoy:

1

Visitas de ayer:

1

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes preguntas?

¿Tienes alguna pregunta? ¿Alguna idea para mejorar? ¿Te interesa hacer parte de CIUDAD CULTURAL?
¡Comunícate con nosotros, y hagámoslo real!

CIUDAD CULTURAL

Avenida Circunvalar Nº 15-04.
Enseguida de la iglesia San José,
frente al Hotel Movich.
Teléfono: 3193533147

¡Contáctanos!